Croquetas caseras de setas

¡Hola a todos! no se a vosotros pero hay un plato de lo más sencillo que nos encanta a todos, ¡las croquetas!.Dde jamón, de cocido, con huevo duro, todas deliciosas. Pero hace tiempo probamos en un bar unas deliciosas croquetas de setas

Así que, como a nosotros no hay reto que nos pare, nos ponemos manos a la obra con las croquetas.

¡Empecemos!

Ingredientes:
  • 1 bolsa de setas variadas congeladas
  • 1 litro de leche
  • 3/4 de cebolla
  • 2 cucharadas de harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • nuez moscada
  • sal y pimienta
En un fondo de aceite echa el 1/4 de cebolla muy picada y dóralo a fuego en una sartén. A continuación añade 2 cucharas soperas de harina y remueve bien. Cuando esté dorada, incorpora poco a poco y sin dejar de remover la leche. Es muy importante remover bien para que no se queden grumos.

Cómo lo cocinamos: 

Lo primero de todo es hacer las setas. En un fondo de aceite doramos 1/2 cebolla bien picadita. Mientras se va dorando, picamos en trocitos pequeños las setas. Una vez esté hecha la cebolla, agregamos las setas, y las cocinamos hasta que reduzca el caldo. Retiramos del fuego y reservamos.

Es momento de la bechamel, ya os contábamos como en nuestras deliciosas berenjenas rellenas, pero como nunca está de más recordar, ¡allá va!

¡¡Un truco!! El punto de fuego es aquel en el que salen algunas burbujas como si fuera a romper a hervir, sin llegar a hacerlo. Ve removiendo lentamente para que no se peque y no se formen grumos. Cuando veas que va espesando añade sal y nuez moscada al gusto.

Agregamos las setas y vamos removiendo lentamente para que las setas se mezclen bien. Cuando veáis que la bechamel se despega limpiamente de las paredes de la sartén, es que está a punto. 

Vertemos en una fuente para que la masa se enfríe. 

Una vez fría tan solo queda empanarlas. En un plato, un huevo batido, en otro pan rallado. Hacemos bolitas y las pasamos primero por huevo y después por pan rallado y freímos en abundante aceite. No olvides poner un papel absorbente debajo para que el exceso de aceite no reblandezca las croquetas. 

¡Listo! ¿Qué os han parecido? 
¿cómo hacéis vosotros las croquetas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alcachofas en Rustidera

Pasta multicolor con setas y almendras

Quiché Lorraine